Comprendiendo el dolor de rodilla| Aleve®

COMPRENDIENDO EL DOLOR

Dolor de rodilla

El dolor de rodilla puede hacer que las actividades aún más simples sean difíciles. Afortunadamente, usted puede hacer algo al respecto.

Las rodillas se encuentran entre las articulaciones más importantes de su cuerpo. Las rodillas le permiten mantenerse móvil y la posibilidad de realizar una serie de actividades. Así que cuando comience a sentir dolor, es una buena idea averiguar por qué y tratarlo rápidamente.

Conceptos Básicos del Dolor de Rodilla

Las rodillas soportan el peso de su cuerpo y le proporcionan estabilidad, parecido a una "bisagra" que le ayuda a mantener su cuerpo en movimiento. Pero entre estar de pie, caminar, correr, saltar, cuclillas y flexión, es fácil ver cómo hay muchas maneras de sufrir una lesión. Ya sea que sufra de artritis o se ha lastimado, es bueno saber qué opciones de tratamiento están disponibles para reducir el dolor.

Opciones de Tratamiento

Afortunadamente, hay varios tratamientos no invasivos que funcionan muy bien para controlar el dolor de las articulaciones. Estos son sólo algunos que son fáciles de aplicar:

  • Descanso y elevación — Descansar permite a menudo que la articulación sane, mientras que mantener elevada la articulación lesionada a un nivel más alto que el corazón, puede reducir la hinchazón.
  • Hielo y compresión — Al comprimir el área con vendas, además de aplicar hielo 3 a 4 veces al día durante 10 minutos a la vez, puede reducir la inflamación al mínimo.
  • Ejercicios y estiramientos — Su médico o fisioterapeuta puede ayudarle a desarrollar un programa de ejercicios. Es probable que incluya estiramientos, fortalecimiento, rango de movimiento y ejercicios aeróbicos.